Vlentas

Definimos el concepto variaciones lentas de tensión, a la situación que produce una alteración en la amplitud y por lo tanto en el valor eficaz de la onda de tensión.

Dicha variación debe de tener una duración mayor a 10 segundos para catalogarse como variación lenta de tensión.

Amplitud y duración son los parámetros característicos de este tipo de alteración.

 

Cabe distinguir entre variaciones lentas de tensión y las fluctuaciones, donde están tienen una duración que va desde varios milisegundos a los 10 segundos.

Valores de referencia:

Según la normativa vigente, se establece un margen máximo admisible de un 7% de tolerancia respecto a la tensión nominal suministrada.

Es recomendable que en condiciones normales de trabajo la tensión no difiera de la nominal en un 10%.

Los valores de tensión de una red eléctrica dependen principalmente de tres factores: del propio generador de tensión, de la impedancia serie de la línea y de la impedancia del receptor.

Causas que originan la alteración

El factor determinante de las variaciones de tensión es la impedancia del receptor, que depende directamente de la carga conectada.

El consumo de energía no se realiza de una forma lineal ni constante, sino que depende de las características y naturaleza del receptor. Esta variación de consumo en un tiempo determinado recibe el nombre de curva de carga.

Podemos afirmar que la tensión de la red será mayor cuando menor sea el consumo del receptor.

Los efectos de dichas alteraciones pueden ser de dos tipos: las variaciones que se sitúan por debajo del valor nominal y las que se producen por encima del valor nominal.

En estas situaciones la carga puede pasar por un estado de funcionamiento anómalo e inestable a no llegar a funcionar hasta que la tensión nominal sea la mínima correcta. Si la variación de tensión exceden de determinados valores la carga presentaría un estado irreversible de avería.

Necesita estar registrado para poder comentar el artículo